Las infusiones, sorbos de salud

infusiondigestiva-1024x677

Una infusión es una bebida obtenida de las hojas secas, partes de las flores o de los frutos de diversas hierbas aromáticas, a las cuales se les vierte o se los introduce en agua a punto de hervir.

Como ya sabemos las plantas producen numerosos principios activos que se utilizan para la creación de medicamentos. En muchos casos los efectos que nos producen dichos medicamentos se pueden conseguir de forma suavizada a través de las tisanas, que serán más o menos eficaces según la planta que se utilice, su concentración y el método de cocción.

Se suelen preparar añadiendo agua hirviendo sobre la planta, tapándola y dejándola actuar durante el tiempo que indiquen las instrucción de preparación. Estos tiempos variarán en función de la parte de la planta que se prepare, las raíces, por ejemplo, necesitan mayor tiempo de cocción que una infusión de hojas.

Pueden ser infusiones de una sola planta o combinadas, pudiendo complementarse las acciones de unas y otras plantas. Estas combinaciones pueden ayudarnos a relajarnos, a favorecer la digestión, a eliminar gases, evitar acidez y reflujo, calmar nerviosismo, mejorar la calidad del sueño… pero pueden presentar también contraindicaciones.

Infusiones digestivas. Nos ayudan a mejorar el rendimiento de nuestro aparato digestivo, alivian de digestiones pesadas, evitan la acumulación de gases o aumentan el apetito. Lo más recomendable es tomar este tipo de tisanas media hora después de las comidas, en caliente, ya que parte de sus propiedades se vinculan a aceites esenciales que se pierden al enfriarse la infusión.

  • Manzanilla, que favorece las digestiones lentas.infusiones
  • Hinojo, Anís y Comino, que nos ayudan en la eliminación de gases.
  • Alchachofera y Boldo, facilitan la función de la vesícula biliar, mejorando nuestra digestión y ejerciendo un efecto depurativo en nuestro organismo.
  • Regaliz, de efecto antiácido.

Infusiones relajantes, que nos ayudan a recuperar la tranquilidad, disminuir la ansiedad, el nerviosismo… Si buscamos que ellas nos ejerzan efectos sobre el sueño, las debemos tomar media hora antes de acostarnos.

  • La Tila, la Flor de Azahar y la Amapola de California tienen una acción tranquilizante y nos pueden ayudar con el insomnio.
  • Valeriana, Melisa, Lavanda, Lúpulo, productos que nos ayudan en la conciliación del sueño.

Infusiones depurativas, que facilitan la elimininación de líquidos y logran un efecto depurativo del organismo. Se deben utilizar de forma ocasional, usadas de modo continuado puede enmascarar un trastorno de retención de líquidos debido a una patología renal, de corazón  u hormonal. En este grupo incluimos el Diente de León, la Cola de Caballo y el Ortosifón.

Infusiones respiratorias. Muchas plantas medicinales pueden prepararse para problemas de afecciones respiratorias con un buen resultado.

  • Utilizaremos Anís verde, Malvavisco, Flores de Caléndula para casos irritación de las vías respiratorias.
  • Eucalipto, Saúco y Tilo, para resfriados.
  • La manzanilla y el hinojo se utilizan en inflamaciones de la mucosa bucal y de las vías respiratorias.
  • Flores de prímula y tomillo, poseen efecto expectorante

Infusiones estimulantes, que tonifican y estimulan el organismo debido al contenido en teína, como el Té blanco, verde, rojo y negro, que además poseen gran cantidad de flavonoides o compuestos fenólicos con poder antioxidante.

 

Contraindicaciones

Como os comentábamos antes, las tisanas pueden tener contraindicaciones según qué tipo de afecciones padezcamos o la circuntancia personal de cada uno. Por ejemplo, las personas con enfermedades crónicas deben tener precaución con algunas plantas medicinales.

En las depresiones no se pueden tomar infusiones de hipérico si está tomando medicamentos recaptadores de la serotonina, ya que, aunque el hipérico tiene una acción suave y básicamente tranquilizante, a dosis altas y de uso continuado tiene efecto antidepresivo e interacciona con algunos fármacos. Asimismo tampoco es aconsejable que tomen ginseng.

En las enfermedades que afectan al sistema inmunitario no deben utilizar sin supervisión plantas con efectos sobre el mismo como la equinácea.

En ansiedad, taquicardia e insomnio están contraindicados los tés.

En obstrucción intestinal, Crohn, colitis ulcerosa, dolores abdominales inespecíficos…están contraindicados laxantes como sen, corteza frángula, cáscara sagrada.

En el embarazo, lactancia, así como en ancianos polimedicados es importante el control de infusiones a utilizar:

  • te_de_embarazoDurante la gestación no se recomiendan infusiones excitantes, diuréticas ni laxantes. Sí pueden utilizar tila, manzanilla u hoja de frambuesa (fuente de hierro y que tonifica el útero. Se evitarán infusiones con acción sobre el útero como la menta, artemisa, perejil, tomillo, salvia, canela, verbena,menta poleo…
  • Durante la lactancia está contraindicada la salvia ya que reduce la producción de leche, mientras que las infusiones de anís e hinojo aumentan la producción de leche. Además, las tisanas de anís verde, hinojo y manzanilla son recomendables en los bebés con cólico del  lactante.

Aún teniendo en cuenta todas estas recomendaciones y contraindicaciones, lo mejor es que nos consultes tu caso y nuestros especialistas te informarán de qué infusiones te favorecen o perjudican según tus características personales. Envíanos un correo electrónico a bioreona@gmail.com o déjanos un comentario aquí mismo en el blog.

Gracias por tu colaboración!

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar su experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información pulsando aquí: política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies