Aceite de oliva: el oro líquido

Olive-Oil

Todos conocemos y la mayoría consumimos este alimento considerado oro líquido de grandes beneficios para la salud.

Estos días anteriores hemos hablado de zumos y jugos de frutas , hortalizas…el aceite de oliva es también un jugo procedente de un fruto ” la aceituna”. Es un jugo obtenido mediante procesos físicos a una temperatura menor o igual a 35 ºC para conservar sus buenas propiedades.

Tiene gran importancia en nuestra mesa ( posee cualidades organolépticas de olor , color y sabor excepcionales) pero también en nuestra salud por su composición en ácidos grasos insaturados, ácido oleico, polifenoles antioxidantes, y vitamina E.

Se ha utilizado desde muy antiguo por civilizaciones del Mediterráneo como combustible, elixir, cosmético y medicina.

Gracias a sus grasas monoinsaturadas y antioxidantes el aceite de oliva ayuda a regular el colesterol y actúa como un gran preventivo cardiovascular siempre que lo utilicemos sin ser sometido a elevadas temperaturas que harían que esas grasas saludables se saturen , pierdan su efecto e incluso este sea negativo.

El aceite de oliva es el aceite vegetal más rico en ácidos grasos monoinsaturados (70%) principalmente ácido oléico.

Las dietas con alto contenido en ácidos grasos monoinsaturados producen un perfil metabólico más favorable con mayores reducciones del colesterol total y los triglicéridos , así como un aumento de las lipoproteínas de alta densidad llamadas HDL o colesterol bueno y un descenso de las LDL o también denominadas de manera  común como colesterol malo todo ello asocido a un menor riesgo de enfermedad cardiovascular- coronaria.

Las grasas poliinsaturadas del aceite de oliva presentan ácidos linoleico y linolénico en proporciones más saludables para el organismo que otros aceites vegetales.

Sobre el tracto gastrointestinal , el aceite de oliva, proporciona distintos beneficios, es la grasa mejor tolerada ya que no favorece el reflujo esofágico, protege la mucosa del estómago al disminuir la secreción de jugo gástrico y favorece la cicatrización colaborando en la reducción del tamaño de las úlceras, evita el estreñimiento, posee propiedades detoxificantes del hígado y ayuda a la producción y liberación de la bilis.

El aceite de oliva virgen contiene polifenoles y vitamina E que poseen un gran poder antioxidante ejerciendo un efecto protector frente al estrés oxidativoy los daños producidos por los radicales libres.

Aplicado sobre la piel actúa como emoliente por su composición en ácidos grasos esenciales y como protector de la radiación solar por su contenido en vitamina E.

En el sistema óseo mejora la mineralización ya que la oleuropeína además de prevenir el estrés oxidativo ayuda a prevenir la pérdida de masa ósea.

Recordaremos también su elevado poder calórico por lo que debe ser consumido en cantidades moderadas, os recomendamos utilizar vaporizadores para las ensaladas, verduras salteadas… ahorrarás aceite ya que muchas veces se queda en la fuente y los alimentos quedarán mejor impregnados con un sabor y textura más uniforme. Recordar cocinar a bajas temperaturas, a ser posible poner al aceite al final y en crudo.  

 

 

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar su experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información pulsando aquí: política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies