¿Cómo debemos cuidar nuestras encías?

174-1024x682

El descuido de las encías puede ser causa de males mayores, ya que podemos alterar la estructura de la dentadura. A veces las encías se vuelven rojas, se inflaman, se sensibilizan y sangran con facilidad. Al inflamarse las encías forman cavidades donde se quedan restos de alimentos que dan lugar a placas infecciosas que agravan el problema.

Los huesos que sujetan los dientes se pueden ver debilitados sensibilizando más la zona, produciendo halitosis (mal aliento), sangrado, molestias… pudiendo complicarse con inflamaciones de la mucosa bucal, aftas bucales, llagas que causan molestias y dolor continuas impidiendo el masticado por lo que los alimentos van a digerirse peor ocasionando así molestias digestivas.

Para una buena prevención debemos cuidar la boca y dentadura con una buena higiene y visita al especialista para descartar otras posibles complicaciones de la encía (hongos, cáncer…)

En BiOreona os damos esta serie de consejos para cuidar y prevenir los problemas que se puedan desarrollar en las encías:

  • Ten cuidado con la dieta: debemos evitar la falta de vitaminas e incluir alimentos de hoja verde, levadura de cerveza, germen de trigo, granos integrales, etc.
  • Evitaremos las bajadas de defensas provocadas por el estrés o el agotamiento.
  • No debemos consumir azúcares y harinas refinadas en grandes cantidades.
  • Haremos después de cada comida una buena limpieza bucal y nos enjuagaremos siempre que nos sea posible con colutorios o infusiones astringentes y antisépticas para la boca.
  • Lo mejor es usar dentífricos con extractos de hierbas y arcillas medicinales, así como hilo dental.
  • Vigilaremos nuestra salud general, ya que una alteración de las encías puede ser un  el signo de otra enfermedad en nuestro organismo, como por ejemplo, puede ser efecto de una disminución en el número de plaquetas.

Además, os proponemos una serie de remedios caseros:

  • En los niños pequeños la salida de los dientes es causa de  molestias que remiten en poco tiempo. Se puede intentar aliviar con agua fresca con limón.
  • Nos podemos enjaugar con agua salada o agua de mar, o con agua y vinagre de vino, que tiene un efecto antiséptico.
  • Frotarse con jugo de limón o la cáscara tanto en las encías como en los dientes.

Y ya sabéis, cualquier duda que os surja sobre este tema, dejadnos un comentario!!

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar su experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información pulsando aquí: política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies