La menopausia: síntomas y cómo combatirlos

menopausia

Es una etapa de la vida de la mujer (al igual que sucede con el paso de pubertad a adolescencia) caracterizada por el cese permanente de la menstruación durante la cual se experimentan una serie de cambios físicos y psíquicos. Es un cambio importante, pero no se acusa por igual en todas ellas. Además de la genética, el estilo de vida o el clima, van a influir directamente la edad a la que se presente, así como los síntomas que se aparecen, grado de intensidad de los mismos o su duración.

Generalmente la mayoría de las mujeres alcanzan la menopausia entre los 45 y los 55 años. Se considera que es precoz cuando ocurre antes de los 40 años y puede derivar en mayor riesgo de enfermedad cardiovascular o de osteoporosis. Cuando la regla cesa después de los 55 años se dice que es una menopausia tardía y tiene más riesgo de cáncer de mama. Será durante los primeros años cuando más notemos los cambios en nuestro cuerpo y pasados unos tres años las molestias suelen perder intensidad.

Esta disminución en los niveles de las hormonas femeninas hasta su desaparición total, provoca que aparezcan una serie de signos y síntomas relacionados. Los más habituales son:

  • Sofocos, que se manifiestan como una repentina sensación de calor y ansiedad provocando un aumento del flujo sanguíneo de la piel del cuello, cara y tórax, acompañado en ocasiones de sudoración y palpitaciones.
  • Sequedad de boca, ojos, piel y mucosas.
  • Cambios de humor, irritabilidad e insomnio.
  • Aumento de peso y acúmulo de grasa en zonas determinadas. La menopausia se relaciona con cambios metabólicos que suelen producir un incremento en la grasa corporal, bien aumentado de peso, bien apareciendo modificaciones en la distribución grasa. Si llevamos una vida sedentaria podemos ver acelerado este proceso, de ahí que destaquemos la importancia de realizar ejercicio cada día, aunque sea de forma leve, sobre todo si tenemos en cuenta que no sólo representa un factor estético, sino también de riesgo cardiovascular y de diabetes.
  • Osteoporosis o disminución de la masa ósea. Es debida a la descalcificación que sufren los huesos y se ve intensificada por la pérdida de  la acción protectora que las hormonas femeninas ejercen sobre ellos.

Analiza tu estilo de vida y adopta hábitos de vida saludables, lo que constituye una de las mejores formas de prevención.

  • Analiza tu porcentaje de grasa e Índice de Masa Corporal para ver si partes de un peso adecuado y trata de bajar de peso si te sobra algún Kg, ya que las mujeres obesas sufren más los síntomas asociados a la menopausia.
  • Haz ejercicio, camina, haz yoga o pilates. Como vimos, tras la menopausia2menopausia se produce una rápida pérdida de masa ósea y también una pérdida de masa muscular. La práctica regular de una actividad física en una mujer menopáusica puede resultar muy beneficiosa, ya que así mantenemos la elasticidad de los músculos, mejoramos la coordinación y la movilidad, contribuimos a la quema de calorías, mejoramos la hipertensión y los niveles de colesterol y nos produce efectos psicológicos beneficiosos.
  • No abuses de bebidas y comidas muy calientes. Bebe más agua e infusiones (la salvia es muy recomendada en caso de sudoraciones)
  • Aumenta el consumo de productos frescos, frutas y verduras de temporada, evitando comidas especiadas y picantes y disminuyendo el consumo de enlatados, conservas y ahumados, sustituyéndolos por pescado azul fresco.
  • Evita el alcohol y el tabaco, ya que contribuyen al aumento de riesgo de osteoporosis y enfermedades cardiovasculares.
  • Mantén la piel y mucosas hidratadas con cremas y geles adecuados.

Debemos tomar esta etapa como una fase fisiológica y no como un trastorno. Los síntomas no siempre aparecen y en caso de aparecer pueden ser ligeros, con pequeños cambios en nuestro estilo de vida. No obstante para los casos más molestos existen ayudas naturales, destacando la soja, el lúpulo, la cimífuga, el aceite de onagra, la borraja, etc.; farmacológicas, o terapias como la acupuntura o homeopatía, que nos ayudarán a sentirnos mejor y hacer que interfiera lo mínimo posible en nuestra vida diaria.

 

 

 

 

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar su experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información pulsando aquí: política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies