Todo lo que debes saber sobre la quinoa

quinoa

La quinoa es originaria de países andinos como Perú, Bolivia y Ecuador, es considerada el trigo de los Incas. Esta civilización practicó su cultivo y se alimentó en base a ella. Se trata de un pseudocereal con múltiples propiedades: alto contenido proteico, hierro, magnesio y ácidos grasos insaturados. Además, no posee gluten ni colesterol, y es utilizada en platos dulces y salados. Para cocinar la quinoa sólo hay que hervirla durante 15 o 20 minutos sin sal y asegurarse de que esté al dente. Es indispensable lavarla primero debajo del chorro de agua fría para quitarle una sustancia llamada saponina.

 

Debes saber:

  1. Hay quinoa de color claro y oscuro ( blanca, roja y negra)
  2. Es rica en minerales
  3. Con una taza de quinoa en grano obtendrás tres tazas de quínoa preparada.
  4. Para una taza de quínoa, necesitas 2 tazas de líquido.
  5. Una taza de quínoa estará lista en unos 20  minutos.
  6. Hay que lavar los granos varias veces, hasta que salga toda esa espuma provocada por la saponina, la sustancia que aporta el amargor. Después de lavar la quínoa, pásala por un colador fino.
  7. Puedes cocinarla en un caldo de vegetales o en un caldo de pollo. También puedes añadir 1/4 de cucharadita de sal por cada taza de quínoa, y otras especies o hierbas aromáticas al momento de cocinar (ajo machacado, romero fresco, pimiento negra, etc).

Cómo prepararla:

Este método sirve para todos los tipos de quinoa, blanca (la más común), roja o negra. Primero, mide una taza de quinoa y colócala en un colador fino. Luego ponla bajo la llave de agua fría para lavarla (esto ayudará a sacar la saponina del grano, y que no quede amarga). Revuelve con tu mano y lávala durante dos minutos. Luego deja que escurra el agua.
En un sartén, pon un poco de aceite de oliva a calentar y tuesta la quinoa lavada por un minuto o hasta que se evapore el agua. Añade el agua hirviendo o caldo (2 tazas) y sal y deja que hierva. Baja el fuego al mínimo y cocina tapado durante 15 minutos. Una vez cocinada, deja reposar la quínoa cinco minutos. Luego separa y revuelve suavemente con el tenedor y ya está lista para servir.

Pincha aquí si quieres ver las recetas con quinoa que ya hemos publicado.

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar su experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información pulsando aquí: política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies