Que tu alimento sea tu medicina y tu medicina tu alimento

plato-face-1024x725

Que tu alimento sea tu medicina y tu medicina tu alimento

Como siempre os comentamos, una dieta equilibrada es fundamental para mantener la salud, cada uno de los alimentos que ingerimos actúa sobre nuestro organismo y lo modifica o cambia de algún modo.

Los alimentos no pueden ofrecer la solución a todos nuestros problemas de salud (no hay ninguna terapia que lo consiga todo), pero es sorprendente ver como medidas dietéticas simples son capaces de mejorar molestias acusamos desde hace tiempo.

Las “cantidades diarias recomendadas”  son sobre la energía alimentaria necesaria para compensar el gasto calórico del individuo, y sobre los porcentajes de nutrientes que deben provenir de cada grupo de alimentos:

  • Hidratos de Carbono: 55-60%. La CDR se basa en llegar a un mínimo de fibra, que está en torno a los 30g/día, procedente de frutas, verduras, vegetales, legumbre y cereales integrales. Los hidratos de carbono son los alimentos más económicos, abundantes y de mejor metabolización. Sólo deberíamos consumir una pequeña parte (1/10) en forma de azúcares solubles (glucosa, lactosa, sacarosa), ya que sólo aportan energía. El resto debería provenir de alimentos ricos en almidones (cereales, legumbres, tubérculos…) a ser posible no refinados. El alcohol se incluye aquí aportando 7Kcal/g. Por otra parte, las recomendaciones de fibra diaria son muy variables, pero siempre deben sueprar los 25 g/día.
  • Lípidos: 30-35%. En concreto de Omega 3 debemos consumir entre 0’5 y 1’6 g. al día, dependiendo de la edad; mientras que de Omega 6 debemos ingerir entre 5 y 17g. diarios.Los lípidos son los nutrientes más energéticos. Por las propiedades fisicoquímicas y el comportamiento fisiológico de los distintos tipos de ácidos grasos se aconseja que en la dieta predomine la grasa vegetal (grasa insaturada). Las proteínas se consideran nutrientes esenciales que deben compensar las pérdidas de Nitrógeno y permitir una adecuada síntesis proteica.Para el buen funcionamiento del organismo, además de suministrarse proporciones adecuadas de cada principio inmediato, deben darse también otras situaciones de equilibrio. Junto a los nutrientes energéticos deben aportarse cantidades adecuadas de los no energéticos (viatminas y minerales), de agua, así como es necesario guardar un equilibrio entre los aportes de fósforo, calcio, magnesio, sodio y potasio.
  • Proteínas: 12-15%. La ingesta diaria recomendada de proteínas digeribles es de 0,6 a 0,8 g/Kg de peso y día (leche, huevos, carnes…)

 

Siguiendo estos parámetros, estaremos manteniendo una dieta equilibrada que se puede aplicar tanto en adultos, como en nuestros niños y mayores. No olvides que ya te hemos enseñado a interpretar las etiquetas de los alimentos aquí.

Y si necesitas asesoramiento personalizado debido a algún tipo de restricción en tu dieta, crees que tienes algún tipo de intolerancia alimenticia o quieres simplemente aprender a comer mejor, recuerda que nuestro servicio de dietética está siempre a tu disposición. Pídenos cita en el 981 387 673, envíanos un correo con tu consulta a bioreona@gmail.com o déjanos un comentario en esta misma entrada de nuestro blog.

1 Comentario

  1. He leido vuestro post con mucha atecion y me ha parecido muy ameno ademas de facil de leer. No dejeis de cuidar esta web es bueno.

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar su experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información pulsando aquí: política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies