Tu piel, el Aloe Vera y el verano

aloe-vera2

La planta del verano, la que más utilidades tiene para protegernos del sol (porque es la más adaptada a pasar sed y a reservar más agua en sus hojas) es el áloe vera. Las virtudes de cicatrización y regeneración celular del áloe vera, conocido también con nombres como lirio del desierto o sábila, lo convierten en un aliado natural de la piel sobre todo cuando está expuesta al calor. El áloe vera en gel o jugo y los productos cosméticos, solares y de higiene que lo contienen, son sin lugar a dudas, las estrellas de la temporada estival. Te explicamos el porqué.

Por su acción antiedad demostrada: un estudio realizado por el doctor Ivan Danhof de la universidad del Norte de Texas, demostró que la aplicación de gel de áloe vera aumenta entre un 6 y un 8% la producción de fibroblastos, que son las células de sostén que aseguran la firmeza de la piel y retrasan la aparición de arrugas. Esta acción se debe a los polisacáridos (azúcares) que contiene la planta que favorecen la síntesis de colágeno y de elastina por las células de la piel. Estas sustancias resultan también unos excelentes antiinflamatorios. Por supuesto, te recomendamos usar gel de áloe vera de procedencia bio.

Porque es un excelente calmante y regenerador de la piel en quemaduras: gracias a que el pH del jugo de áloe es muy parecido al de la piel y a que contiene una combinación de minerales y vitaminas con virtudes regeneradoras, resulta ideal en caso de quemaduras, golpes de sol o lesiones. Este coctel de nutrientes favorece la producción de queratina y de fibroblastos protegiendo la capa hidrolipídica de la epidermis, acción que se complementa con la aloína genuina del áloe que tiene efectos suavizantes.

Es súper hidratante: las vitaminas y minerales que contiene el áloe hacen de vehículos que facilitan la penetración del agua en la epidermis. Por ello, cuando se aplica áloe sobre la piel, ésta se ve reanimada y rehidratada, lo que le da un aspecto más suave y sedoso. Lo esteroles ayudan a retener el agua y a protegerse de la oxidación. En cuanto a los minerales que contiene el áloe, tienen virtudes a la vez suavizantes, fortificantes y calmantes. Además, en el jugo de áloe vera se encuentran siete de los ocho aminoácidos esenciales (los que el organismo no es capaz de fabricar solo) capaces de abastecer de energía a las células para que estén en plena forma.

Evita cicatrices y estrías: gracias a su capacidad para aumentar la producción de colágeno y de fibroblastos, aplicar gel de áloe vera o cremas que lo contengan sobre las cicatrices o las estrías acelera los procesos de cicatrización y disminuye la visibilidad de las estrías.

Repara la piel tras la depilación o el afeitado: gracias a su poder regenerador, el gel de áloe vera o las cremas que lo contienen, son excelentes para aliviar las irritaciones y rojeces tras la depilación o el afeitado.

– Loción capilar: la combinación de sol, tintes, secador, agua clorada o agua de mar deja a la mayoría de los cabellos deslucidos. Para paliarlo se puede utilizar el jugo puro de áloe vera como una loción capilar, aplicándolo con un nebulizador sobre todo el cuero cabelludo y extendiéndole desde la raíz hasta las puntas. Déjalo actuar una media hora antes de enjuagar el pelo. La gran capacidad de penetración del jugo del aloe y su riqueza en nutrientes, penetra en el folículo nutriendo toda la fibra capilar y dejándolo más sedoso.

Tras leer esto, ¿qué opinas, es o no el Aloe Vera la planta del verano?

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar su experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información pulsando aquí: política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies